66 cuentos. Cómo fabricar un avión de papel

Un avión de papel parece algo fácil de hacer. Tomamos una hoja de papel, la doblamos por la mitad a lo largo y, en uno de los extremos, doblamos a cuarenta y cinco grados cada una de las dos mitades. Y ya tenemos la punta. Luego, según el criterio de cada uno, se pueden hacer más dobleces o menos, darle una punta más afilada, alerones… Es una verdadera ciencia, en realidad. Y toda esa ciencia está encaminada, no lo olvidemos, a un hecho muy sencillo: volar.

Siempre me he enorgullecido de mis aviones de papel. Más de una vez se han reído de ellos, o mejor dicho, de mi falta de inventiva. Y tienen razón: siempre he hecho los mismos dobleces. El primero a cuarenta y cinco grados; el segundo, siguiendo la línea media por dentro; el tercero, el que forma las alas, siguiendo la línea media por fuera. Sí, todos son iguales. Y tienen otro defecto: el morro es tan afilado que, pasados unos vuelos, se arruga y hay que recomponerlo constantemente.

Pero también he de reconocer otra cosa: mientras eso no sucedía, los aviones volaban. ¡Vaya si volaban! Tanto da si el vuelo era desde la puerta de los quirófanos en dirección a los ascensores o al revés. O si, en vez de la mano derecha, usaba la mano izquierda para lanzarlos. O incluso que lanzase uno con cada mano, ¡y eso sí es un logro, porque los seres humanos, en especial si somos hombres, difícilmente podemos hacer dos cosas a la vez, aunque sea la misma en ambos casos!

No, no importaba nada de todo eso. Y a ti tampoco parecía preocuparte demasiado. No escuchabas las discusiones entre nosotros; no veías las malas caras de la gente que caminaba por los pasillos. Creo que, en alguna ocasión, ni siquiera veías el pijama azul del abuelo. No deja de ser irónico que tuviese que rescatar estas cosas del olvido de la infancia para que, años después, tú no tengas que recordar las amargas horas pasadas en los pasillos del hospital.

Andres Castro

ANDRÉS CASTRO

Escritor especializado en temas de marketing y emprendeduría. Colabora en Kenaria en la sección “Siguiente nivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: