Cómo comprar deuda privada

Antes de ayer comentábamos las posibilidades que existen a disposición de los que deseen comprar deuda privada de empresas y/o autónomos, y ayer comentamos qué tipos de deuda se pueden vender, y en qué condiciones.

Hoy, dedicaremos el artículo a comentar el procedimiento a seguir una vez hemos identificado una deuda que queremos comprar. Este procedimiento, muy resumido, se puede pautar de la siguiente manera:

1. Recopilar toda la información posible sobre el deudor. ¿Y qué información es relevante? Sector de actividad, historial de pagos y cobros, facturación, ventas, resultados anuales, activos… Todo esto tiene como único objetivo comprobar la seriedad de la empresa que debe el dinero y dar al comprador de la deuda una idea de la rentabilidad que puede esperar y, en última instancia, las posibilidades que tiene de cobrar. Porque al final se trata de eso, no lo olvidemos. Si pagamos un dinero sin asegurarnos previamente de que lo podemos recuperar y el deudor se declara insolvente… ya sabemos qué va a pasar.

2. Solicitar al deudor toda la documentación que acredite la existencia de esa deuda, en especial en qué circunstancias se generó y en qué estado se encuentra. Dicho de otro modo, puede ser que esta deuda sea fruto de un problema puntual de liquidez o de algo estructural. No es lo mismo. Ni tampoco que la deuda sea relativamente reciente o que lleve varios meses estancada. En cada caso, el riesgo cambia, y hay que valorarlo.

3. Ser pacientes en la negociación. Como en cualquier otro proceso de compraventa, las posiciones iniciales suelen estar muy alejadas. Evidentemente, el que vende busca sacar el máximo rendimiento, y eso quiere decir hacerlo por la cifra más alta posible. Eso, por supuesto, no nos conviene, porque significa acercarnos peligrosamente a la cifra de deuda, y entonces el margen va a ser insignificante o incluso nulo.

No está de más recordar que este tipo de operaciones son de ato riesgo, porque se trata de deudas que tal vez no puedan cobrarse. No son aptas, por lo tanto, para todos los bolsillos, y lo más adecuado es ir siempre de la mano de un experto para evitar descalabros que nos conviertan a nosotros en deudores.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: