Cómo escribir bien (4). Las mayúsculas

El inglés se ha convertido en un estándar para casi todo. Internet ha contribuido a hacerlo aún más imprescindible de lo que ya era. No en vano, fue Estados Unidos el país que le dio el gran impulso que lo ha convertido en parte de nuestras vidas. Además, la programación se hace toda en inglés, y los mejores programadores suelen hablar inglés, así que no te extrañe que el lenguaje del mundo web esté plagado de anglicismos.

Comento esto porque hay dos puntos en los que se nota esa influencia del inglés. Uno ya lo tratamos en los signos de puntuación, el interrogante y la exclamación sólo al final. El segundo, el uso de las mayúsculas. Los británicos (y los americanos también) suelen usarlas de una manera bastante diferente a la nuestra, así que me dedicaré en este post a hacer algunas puntualizaciones para que el uso que hagamos nosotros se corresponda con lo que históricamente ha sido el castellano.

Por regla general, los acrónimos (palabras compuestas por las iniciales de otras palabras) se suelen escribir enteramente en mayúsculas, pero hay algunas palabras, como láser radar, que se han convertido en algo tan común que han dejado de ser acrónimos, y por lo tanto su uso en minúsculas está plenamente aceptado.

Cuando empezamos una frase o un párrafo después de un punto o un punto y aparte, siempre pondremos mayúsculas. En este sentido, Word se ha convertido en un pequeño enemigo, porque estos temas suele corregirlos solo, y al final uno se acaba acostumbrando a no poner las mayúsculas. Claro, cuando no lo tenemos a mano, se nota el patinazo.

Evidentemente, todos los nombres propios, ya sean de personas, animales o lugares, empiezan con mayúscula. Y lo mismo sucede con los cargos institucionales, los tratamientos de cortesía, los pronombres referidos a Dios y a la Virgen y las festividades religiosas que todos conocemos.

Cuando llegamos a las obras de arte (libros y música sobre todo) es cuando cambian las costumbres. En inglés se suelen poner en mayúsculas todas las palabras del título, lo lleven o no habitualmente. En castellano no es así; sólo deben llevar mayúsculas la primera palabra y todas aquellas que deban llevarla normalmente. Así, un inglés escribiría El Ingenioso Hidalgo Don Quijote De La Mancha. Un español debería escribir El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Existen casos especiales, como los de los nombres de diarios y editoriales, en los que la obligación de las mayúsculas se extiende a nombres y adjetivos, pero no a los artículos, ni a las preposiciones.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: