Corrupción política en España. Un mapa

Volvemos de las vacaciones. Pero el verano ha dado para mucho. Entre otras cosas, para revisar los casos de corrupción política recientes del Estado español al calor de Bárcenas y allegados.

El caso es que, tirando de diversos hilos, he conseguido acceder a diversas webs en las que se listaban estos casos, ya fuese de la manera tradicional o mediante mapas.

Como recordaréis los habituales del blog, en diferentes posts he ido vertiendo mapas con datos extraídos del INE acerca de la situación de la vivienda en España, y se me ocurrió, como aporte a la discusión política, elaborar un mapa similar con los casos de corrupción para tratar de establecer algún tipo de relación. Vamos, lo que ahora se llama ‘periodismo de datos’ y que, en realidad, es el periodismo de toda la vida, el que busca información, la compara, la contrasta y la interpreta sin vender su boca ni su garganta.

El resultado del mapa de corruptos, con unos 300 casos documentados en diferentes fuentes, es el siguiente:

Mapa corrupción política 2013

Se observan varias cosas, aparte del (lógico) hecho de que los dos grandes partidos estatales se lleven la parte del león (más de un 80% del total documentado aquí). Se observa, sobre todo, que existen 3 grandes áreas de corrupción:

  1. Madrid y corona metropolitana
  2. Costa mediterránea entre Castellón y el Estrecho
  3. Barcelona y área metropolitana

Existen, asimismo, cuatro ejes ‘secundarios’: la costa sur gallega, Canarias, el valle del Ebro y el oeste de Andalucía. ¿Qué pasa si comparamos estos resultados con los del ya conocido mapa de viviendas vacías? Recordémoslo:

Viviendas vacías 2013 INE

Dejo al lector su propia interpretación, pero lo que se aprecia es muy significativo: Madrid y la costa mediterránea, incluyendo Barcelona, concentran buena parte del stock de viviendas vacías, algo que se relaciona directamente con la burbuja inmobiliaria que aún nos escuece en las carnes. Y, si miramos con un poco más de detalle, veremos que la costa sur gallega está saturada; que Canarias se ve con facilidad; y que el oeste de Andalucía es una mancha bastante apreciable. Sólo el valle del Ebro parece resistirse un tanto a esta concatenación…

No por intuido deja de ser sorprendente ver que uno de los rastros de la burbuja (y del empacho de viviendas sin habitar fruto de las alegrías de años anteriores) sea el de la corrupción política. Algo lógico si pensamos que, en algunos municipios, la recaudación anual por conceptos relacionados con la construcción y el urbanismo podía legar a representar hasta una quinta parte del presupuesto consistorial, por ejemplo en Avilés.

El asunto deviene un pez que se muerde la cola: ¿el exceso de viviendas vacías es una consecuencia de políticos corruptos que dejan hacer a cambio de comisiones? ¿Será en realidad que algunos personajes ávidos de dinero se subieron a un tren en marcha que habría dejado el país lleno de ladrillo de todos modos? Lo más probable es que fuese una simbiosis necesaria, porque lo cierto es que, salvo casos contados, la mayor parte de los puntos en ambos mapas se corresponden con poblaciones importantes, ya sea desde un punto de vista turístico, económico, geográfico, político o una suma de todos ellos. Y, como dijo una vez un sabio, las leyes humanas se crearon para frenar la tendencia del hombre a quedarse con lo que no es suyo.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

1 Response

  1. 23/09/2013

    […] estos días de vergüenza y corrupción política, de estupor y desafección democrática, quisiera recomendar a nuestros políticos que reflexionen, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: