Crepúsculo

Si te dicen que perdimos el crepúsculo, no lo creas.
Esa es nuestra casa.

Si te hablan de noches tristes,
de puertos desiertos,
de barcos destrozados,
recuerda el faro que alumbra la bocana del deseo.

Si un sol tardío cegó tus ojos,
que sean los dedos brújula,
que sea mi cuerpo el mapa.

 

No temas caminar a ciegas.
La memoria será tu guía.
No pienses. No mires. No intuyas.

Que todo lo que conoces quede a la puerta.
Que pase la ceguera de la mano de la locura invitada por la inocencia.
Todas juntas en mi pecho tendrán cabida.

Deja tus manos al albur del viento,
sorpréndete siguiendo su ruta.
Verás que ellas solas saben encontrar el sendero.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: