El Rey del Somorrostro. 3. Un reencuentro helado

El ambiente se ha vuelto un poco más bochornoso. Marcel puede sentir los pasos de los vigilantes dentro de sus garitas, e incluso sus pensamientos, suponiendo que piensen. La última vez que él y su hijo mayor hablaron, tampoco se dijeron mucho, aunque eso fue bastante más que la vez anterior. Y, con un poco de suerte, la próxima hablarán un poco más.

Paciencia, Marcel. Poco a poco se llega lejos.

El banco de la marquesina chirría cuando se levanta pesadamente. Coge la mochila del suelo, le quita el polvo de la base y abre la puerta del maletero del coche donde su hijo espera al volante. Unos segundos después, el Golf enfila el camino hacia la carretera. La conversación tarda un poco más en arrancar.

– ¿Por qué lo hiciste?

La pregunta coge a Marcel mirando por la ventanilla. ¿Por qué lo hice? Eso mismo me pregunto yo. Total, para acabar entre rejas abandonado de todos, con un hijo que no sabe llamarme padre y con el que no sé de qué hablar, y otro que no me quiere ni ver.

¿Por eso lo hice?

Un trato fantástico, tú.

firma-blog-lobo-lopez

LOBO LÓPEZ

Escritor. Su proyecto más ambicioso, que comparte con los lectores del blog de kenaria.com, es #ElReyDelSomorrostro, una novela sobre la burbuja inmobiliaria de principios del siglo XXI.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: