El Rey del Somorrostro. 5. No es el aire.

En Can Xiquet, conversación hubo más bien poca. Allí también se notaba que los perros se habían comido las longanizas con que los ataban y habían huido. El dueño, un par de clientes vitalicios y una tele sucia que se oía a espasmos fueron toda la compañía que Albert tuvo durante cerca de una hora. Luego, al ver que se acercaba el momento de ver a su amado Barça defendiendo el milagro de la copa de Europa, dijo un adiós buenas tardes que tuvo el mismo éxito que sus llamadas anteriores para cobrar las facturas pendientes.
Al pisar la calle, el pecho le volvió a flaquear. Joder, Albert, te estás haciendo mayor y ya no aguantas ni una gota de aire. Venga, ponte recto, que en cuanto llegues a casa entrarás en calor. A ver lo que aguantamos, mecagoenlaputadeoros. Mierda de vecinos. Te meten en el embolao, te dicen que tranquilo, que cobrarás como me llamo fulano de tal, y ahora vete tú a buscarlos. Y encima te dicen que no les aprietes, que ellos también están con los bolsillos vacíos. Como el Benito de los cojones. ¿Pues no me va ahora y dice que los diferenciales de la entrada no están bien conectados? Precisamente él. Se cree que no me acuerdo de cuando venía a hacer de chispas. Con un mono y un destornillador, oficial electricista. ¡¡¡Auch!!!
Un golpe seco, como si Mike Tyson se hubiese puesto a usar su pecho para entrenarse, le detuvo en seco en medio de la calle. No es el aire, Albert. La madre que me parió, no sé qué mierda es eso, pero no es el aire.
El suelo le vino directo a la cara. Parecía que alguien hubiera levantado la tapa del mundo sin avisar. Albert no sintió ni el golpe, ni el frío del asfalto, ni el claxon del coche que puso a prueba sus frenos para no llevárselo por delante. Sólo el pecho. Sólo la boca abierta, igual que un pez fuera del agua.

Sólo una farola que chisporroteaba la luz sobre su cara, como si quisiera morir con él.

firma-blog-lobo-lopez

LOBO LÓPEZ

Escritor. Su proyecto más ambicioso, que comparte con los lectores del blog de kenaria.com, es #ElReyDelSomorrostro, una novela sobre la burbuja inmobiliaria de principios del siglo XXI.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: