Gana el juego del dinero (14). Riqueza es lo que acumulas, no lo que gastas

En el post anterior, te di una definición de riqueza. Puedes entenderla como una acumulación de dinero, o como una abundancia de otro tipo de bienes. Pero, ¿cómo tiene que ser de grande esa abundancia para considerarnos ricos de verdad? ¿Existe alguna cifra a partir de la cual puedas decir soy rico?

La respuesta es no. Y, si me permites ampliarla, te diré que ni tan siquiera es necesario que exista. Porque, para unos, ser rico significa tener cinco o diez millones de euros en el banco, mientras que, para otros, basta con uno, y hasta hay quien cree que, con cien mil euros, es más que suficiente.

Lo único en lo que todos ellos están de acuerdo es en que la riqueza se define a partir de lo que tienes, nunca de lo que eres capaz de gastar. Tiene todo el sentido. ¿Qué puedes comprar si no tienes dinero? Nada. ¿Qué puedes comprar si tienes dinero? Puedes alimentarte, tener un techo, satisfacer caprichos… eso sí, en función de lo que tengas.

Para entrar en la senda de las personas ricas, lo primero que necesitas es tener claro que el camino se basa en lo que seas capaz de acumular. Todo lo que gastes irá contra tu cuenta de resultados, y por lo tanto en menoscabo de tu riqueza.

Lo segundo, que tu bienestar en el día a día estará en función del equilibrio que seas capaz de mantener entre el dinero que ganas y el que gastas. Si ganas cien y gastas noventa, serás feliz. Si ganas cien y gastas ciento diez, serás desgraciado. Eso no tiene vuelta de hoja.

Lo tercero, y tal vez lo más importante, es que tu camino hacia la riqueza vendrá muchas veces más condicionado por cómo controlas tus gastos que por cuánto eres capaz de ganar. Aunque parezca una contradicción, como decir que se conduce con los pies en vez de con las manos, la realidad es que tu esfuerzo por conseguir dinero estará en función de las necesidades que tengas. No trabajarás lo mismo para cubrir unos gastos mensuales de mil euros que para cubrir dos mil, y mucho menos si hablamos de cinco mil.

La enseñanza relacionada con esto es que, si quieres ir un poco más rápido, conviene que revises tu ritmo de vida y que, en vez de emplear tus fuerzas en ganar más dinero, pienses en cómo librarte de gastos que no necesitas.

¿Quién es más rico? ¿Alguien que gana mil euros al mes y gasta quinientos, o bien alguien que gana tres mil euros al mes y gasta dos mil quinientos? Los números son los mismos; ambos ahorran quinientos euros al mes, y en un año acumulan seis mil. Pero, si los comparamos con el sueldo mensual de cada uno, veremos que los mismos seis mil euros equivalen al sueldo de medio año del primer caso y sólo dos meses del segundo caso.

En este caso, aunque en el segundo ejemplo los ingresos son del triple, la riqueza acumulada es sólo un tercio del primero. Cada mes de sueldo del segundo personaje necesita seis meses de ahorro, por lo que, para llegar al colchón de seis meses del primer caso, el segundo necesitaría ahorrar durante tres años seguidos. Seis veces más. Lo triste es que esa riqueza es de menor calidad, puesto que el segundo personaje gasta cinco veces más que el primero.

¿Y cuánto ahorraría el primer personaje en estos tres años? Pues, a razón de quinientos euros al mes, multiplicados por doce meses, y luego por tres años, tendremos un total de dieciocho mil euros. Un año y medio de su sueldo.

¿Quién crees que es más rico ahora?

Esto es sólo parte de un proyecto mucho más grande, titulado Gana el juego del dinero, y en el que Israel Pardo y yo enseñamos cómo gestionar las finanzas personales y hacer crecer tu dinero. Tu objetivo puede parecer inalcanzable, pero con nuestra ayuda te será más fácil llegar. Entra aquí para conseguirlo.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: