Gana el juego del dinero (17). El dinero ha de ser tu empleado, no tu jefe

¿Cómo te llevas con el dinero? ¿Bien, mal, regular?

La mayoría de nosotros tenemos una relación de amor-odio bastante parecida a la que tendríamos con un familiar, un amigo, un vecino o un compañero de trabajo. Eso debe cambiar a partir de hoy. Tu relación con el dinero será, de ahora en adelante, una asociación laboral en la que él va a ser tu empleado. No tu jefe.

Revolucionario, ¿verdad? Pues así es como la gente con buena salud financiera trata a su dinero. Saben que puede proporcionarles muchas cosas apetecibles, pero también que no crece solo, sino que tienen que hacerlo crecer. Y la mejor manera que conocen es hacer que sea su dinero el que trabaje, no ellos. Cuando veas un billete, míralo como si fuese un empleado que está a tu servicio para ayudarte a conseguir cosas que deseas y que te harán vivir más feliz, no un tirano que te obliga a pasar horas y horas trabajando a disgusto para sobrevivir hasta el siguiente fin de mes.

La mayoría de las personas que conoces, por no decir todas, cree que el dinero es algo negativo que sólo les da problemas y les quita tiempo para hacer lo que de verdad quieren hacer. Si es así, ¿por qué no lo rechazan? Porque lo necesitan para vivir en el mundo que tú y yo conocemos, y lo convierten en el centro de sus vidas. Eso les hace depender a la fuerza del dinero, y su relación es de amor y odio a la vez. De amor, porque gracias a él consiguen lo que de verdad les apetece tener. De odio, porque no quieren pasarse el día preocupados por conseguir algo que no es más que un objeto que cambiamos para conseguir otros objetos.

Coge un billete de diez euros y pregunta en tu entorno, familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, cuánto creen ellos que vale ese billete. Todos te dirán que vale diez euros. Eso es así porque todos nos hemos puesto de acuerdo en ese valor. Si vas a cualquier país de la zona euro con ese billete, podrás comprar cosas, pero aquí viene lo divertido: en unos sitios te darán más que en otros por el mismo valor. En el bar de la esquina, un café puede costar un euro, pero si vas a París te costará el doble, y en Roma el doble que en París.

El dinero es sólo un medio. Y en momentos de escasez, ni eso. Pero nos hemos acostumbrado a su presencia, hasta tal punto que nos parece imposible prescindir de él. Eso hace que mucha gente viva en constante sufrimiento, no para tener una gran fortuna, sino para vivir con un mínimo de dignidad. Si quieres ducharte, necesitas agua, y aunque no la pagues en ese momento la pagarás más tarde. Si quieres tener comida, has de comprarla. Y para conservarla en buenas condiciones, necesitarás una nevera o un congelador que funcionan con energía eléctrica, que también tendrás que pagar. Y así tantas cosas como se te ocurran.

Vivir sin dinero, en el mundo que hemos creado, es poco menos que una quimera, a pesar de que la naturaleza nos proporciona agua para beber y tierra para cultivar. Un billete de diez euros no sabe mejor que una cerveza fresca una tarde de verano, o que una costilla de cordero a la brasa, pero en nuestro mundo civilizado no podemos tener ninguna de las dos cosas sin el billete, y de hecho casi ninguna otra, así que hemos convertido al dinero en un fin en sí mismo, olvidando la razón para la que fue creado y dejando que gobierne nuestros actos. Así, cuando el control de tu vida lo tiene otro, no te sientes satisfecho y le culpas de todo lo que te pasa, con razón o sin ella. Y el dinero pasa a ser tu enemigo y no tu aliado, que es la diferencia entre ser pobre o no serlo.

Eso es lo que debes cambiar a partir de este mismo momento. Y te enseñaremos a hacerlo dentro de un proyecto mucho más grande, titulado Gana el juego del dinero, y en el que Israel Pardo y yo enseñamos cómo gestionar las finanzas personales y hacer crecer tu dinero. Tu objetivo puede parecer inalcanzable, pero con nuestra ayuda te será más fácil llegar. Entra aquí para conseguirlo.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: