Menos crédito; más inversión (1)

Desde hace unos meses, la principal preocupación de todos los estamentos políticos y mediáticos es abrir el grifo del crédito. Por lo visto, es de vital importancia (y no niego que tenga su parte de razón) permitir que las empresas y particulares se financien, si no de la manera en que se hizo en los primeros años del siglo, al menos con algo más de alegría que actualmente.

No seré yo quien ponga en duda esta necesidad, pero me permito hacer un par de matizaciones para situarnos con exactitud:

  • La deuda del Estado Español es, según los datos de septiembre de 2012, de más de 800.000 millones de euros, y equivalente al 75,9% del PIB. Es decir, que 3 de cada 4 euros que se generan de riqueza en España deberían destinarse a pagar esa deuda, y vivir con el euro restante. Esa misma deuda, en 2007, era de sólo 382.307 millones. O sea, que se ha doblado en cinco años.
  • ¿Qué parte de la deuda actual le corresponde a los bancos? Pues en octubre de 2012 era de 378.200 millones de euros, un 47% del total. Esta deuda está contraída con el BCE, que es quien emite los billetes que todos usamos diariamente.

Con estos datos, es fácil comprender que los bancos que quedan en pie no están en muy buenas condiciones de prestar dinero a nadie. Antes han de limpiar su casa. ¿Es este el fin del país? Por supuesto que no, y de ahí el título. Porque, si sumamos el patrimonio que a diciembre de 2011 poseían las 200 mayores fortunas de España, obtenemos unos nada despreciables 135.000 millones de euros. Y, aparte de los grandes, existen cientos, miles de personas con capital listo para invertir; gente que desea encontrar una oportunidad de negocio para seguir ganando dinero. Podemos mantener la conciencia de clase y criticarles por querer seguir ganando dinero, pero ¿podemos permitirnos despreciar la ocasión de obtener su ayuda?

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: