¿Mienten (los políticos) o no cuentan toda la verdad?

Hola a tod@s. Tras el paréntesis de la Feria del Libro de Madrid (cuya experiencia relato en este post), vuelvo con fuerzas renovadas a la arena 2.0. Y lo hago con una pequeña reflexión acerca del ladrillo (o de lo que queda de él).

Digo esto porque el ministro de Guindos dio un dato en El Objetivo de LaSexta del pasado domingo que hizo saltar mis alertas, puesto que daba unas cifras de stock de viviendas de unas 700.000. No recuerdo que especificase si eran nuevas o usadas.

Imagino que echó mano de las estadísticas del Ministerio de Fomento referentes a 2011; aquí, en concreto en la página 4, aparecen unos números que se aproximan bastante.

Comparando fuentes

Con ser unas cifras importantes, no son sino la punta del iceberg del ladrillazo que llevamos cinco años encallado en la boca del estómago, porque las cifras que manejan otros organismos públicos son mucho mayores.

En la página 15 de la nota de prensa publicada por el INE el 18 de abril comienza a hablarse precisamente de este tema, y los datos concretos (que aparecen en la página 16) hablan por sí solos: 3.443.365 viviendas, 336.943 más que en 2001 y casi cinco veces más de lo que anunciaba el ministro de Guindos.

Para quien desee consultar con más detalle estas cifras, el Instituto Nacional de Estadística las ha puesto en su web, de tal manera que permite cruzar multitud de datos y establecer comparaciones geográficas tan detalladas como uno sea capaz de imaginar.

Sin poner en duda la certidumbre de los datos comentados por el ministro, creo que es de gran importancia que tengamos claro que son sólo una parte del problema. Y que, para poder solucionarlo adecuadamente, hemos de tener toda la película, no sólo un fragmento.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: