Palabras manipuladas: Banca y Banco

El pasado martes publiqué un post acerca de dos términos cuya definición y uso me han llamado poderosamente la atención, la ingeniería financiera y la contabilidad creativa. Siguiendo con esta línea, hoy quiero hablaros de otras dos palabras cuyo significado puede verse ligeramente modificado cuando la Real Academia de la Lengua Española (RAE), tras limpiar, fijar y dar esplendor, publique su edición de 2013.

Una de ellas es banca. En su vigesimosegunda edición (la actual), la RAE la define como Conjunto de entidades que tienen por objeto básico facilitar la financiación de las distintas actividades económicas. Hasta aquí todo correcto.

El cambio viene en el avance a la 23ª edición: Actividad económica de operaciones financieras que se realiza por medio de los bancos.

Es decir: hasta el momento, la banca es algo físico y se define por las partes que lo componen. En cambio, el texto propuesto pasa a definirla como algo etéreo que hacen una serie de partes.

Y un segundo apunte: ahora, el negocio de la banca está en la actividad económica. Cuando salga la nueva edición, estará en las operaciones financieras.

Bonito cambio, ¿no?

Vamos con la otra palabra: banco. Según la RAE, es un establecimiento público de crédito, constituido en sociedad por acciones.

Vamos con la nueva redacción propuesta: Empresa dedicada a realizar operaciones financieras con el dinero procedente de sus accionistas y de los depósitos de sus clientes.

Como la noche al día…

Recapitulemos: un banco es ahora un ente cuyo negocio es el crédito. A partir de este año, siempre según la RAE, su modus vivendi será usar nuestro dinero para hacer negocios.

Delicioso, ¿verdad?

Lo sería más si sólo fuese un cambio de definición, pero lo triste es que, como siempre cuando se trata de la RAE, el uso del lenguaje siempre precede a la definición. Y hace mucho tiempo, demasiado, que la banca se comporta de la manera que pretende institucionalizar la RAE.

Aunque eso no impide que a uno se le pongan los pelos de punta viendo el cambio radical en estas dos definiciones. Y no son los únicos, lo aseguro. Pronto les enseñaré más…

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

6 Responses

  1. Wolfgang dice:

    Marvelous, what a website it is! This web site presents useful data to us, keep it up.

  2. quick cash dice:

    I feel that is among the most vital information for me.
    And i’m satisfied reading your article. But wanna observation on some basic things, The site style is perfect, the articles is really nice : D. Just right task, cheers

  3. pay day loan dice:

    Why people still use to read news papers when in this technological world everything is available on web?

  1. 18/02/2013

    […] con la serie dedicada a las palabras manipuladas, dedicaré hoy mi post a una única palabra. Eso sí, una palabra con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: