Palabras manipuladas: desacelerar

Sigo con los cambios del Diccionario de la RAE. Pero hoy, más que hablar de palabras con un significado diferente, quiero hablar de una que se usó, quizá incorrectamente, quizá mal. Prefiero pensar que es lo primero…

Hablo del verbo desacelerar. Y los lectores más experimentados quizá intuyan por dónde van hoy los tiros. Efectivamente, me refiero al inicio de la crisis y a las declaraciones de nuestros siempre bienamados políticos, que dijeron con toda la fe del mundo que la economía española, como máximo, estaba desacelerándose.

Pero, ¿qué es en realidad la desaceleración? Pues, según la RAE, desacelerar es disminuir la velocidad. En principio, nada que objetar. Salvo que una cosa es disminuir la velocidad, otra frenar en seco y otra muy diferente empezar a ir marcha atrás.

Veamos: en 2008 España aún creció algo en términos de PIB, pero en 2009 cayó cerca de un 4% y un 0,3% en 2010. En 2012, esta caída ha sido de un 1,3%. 3 de 4 en los últimos años.

Como diría la película: freno y marcha atrás.

¿Qué ha pasado con el déficit público? De 2008 a 2012, hemos tenido 4,5%, 11,2%, 9,7%, 9,4% y 6,7%. Cinco años seguidos yendo marcha atrás.

Bueno, si consideramos la marcha atrás como ir hacia algún lado, quizá podamos sostener el argumento de la desaceleración, pero sinceramente me parece una tomadura de pelo. Porque una cosa es bajar el pistón en nuestro camino y otra muy diferente pasar a andar como los cangrejos, que es lo que llevamos haciendo desde 2008.

El problema es que los que nos gobiernan creen que no nos damos cuenta.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: