Prisión

Su mundo se reducía a los barrotes de la prisión en la que había vivido desde muy pequeño.
Desde allí, sólo se veía un patio oscuro e infecto, día tras días, mes tras mes, año tras año.
Al cabo de un tiempo, una mañana, encontraron al canario muerto en un rincón de la jaula.

Pedro Torres

PEDRO TORRES

Escritor especializado en microrrelatos e historias de pequeño formato.

Colabora en Kenaria en las secciones “Microrrelatos” y “La herida vertical”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: