Resurrección

Quiso volver al lugar donde una vez fue feliz,
darse ese último regalo antes de dejarse expirar.
Observó, escuchó, sintió.
Notó su memoria formatearse a cada latido.
Dejó que la vieja vida,
esa que se había negado a vivir por pura ignorancia,
le rescatase de la tristeza.

Se dejó ver.
Se dejó querer.
Se dejó llevar.
Se dejó sorprender.
En lo que dura un soplo, volvió a ser él.

No le importó el dolor,
no le dio cuerda,
no se arrepintió.
No pensó por primera vez en mucho tiempo.
Dejó su cuerpo ir a su aire.

Y halló que era bueno.

Cuando todo hubo terminado,
sintió que no había pasado el tiempo,
que dormir acompañado era algo dulce y deseable,
que al otro lado de la cama había paz,
que algo seguía sin romperse
aunque al rato hubiesen de separarse.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: