Tres millones y medio de viviendas vacías (1)

Llevaba semanas esperando los datos del censo de viviendas correspondientes a 2011 del Instituto Nacional de Estadística. Y ya los tenemos desde ayer. Aquí puede consultarse la nota de prensa, ya por sí sola un verdadero tesoro.

El dato que titula este artículo se puede encontrar en la página 8 de la citada nota de prensa, y debería hacernos meditar, ya que cifra las viviendas vacías en toda España en 3.443.365. Prácticamente 1 de cada 7, y 336.943 más que en 2001.Censo viviendas INE 2011

Pero hay un dato que aún es más significativo (e inquietante). Y es que, como puede verse en la captura de pantalla que hay justo encima de estas líneas, una de cada cinco viviendas construidas en la última década están vacías. Si hacemos cuentas, hablaríamos de cerca de 800.000 viviendas.

Si esto no era una burbuja, que baje Dios y lo vea.

Las cifras, aun con la rapidez del momento, dan una idea clarísima de los excesos que hemos cometido entre todos en la última década.  Sin contar con las viviendas que se han quedado sin empezar y sin terminar, hemos puesto en el mercado cuatro millones largos de viviendas en toda España, y de ellas una quinta parte se han quedado sin vender, sin ocupar, o lo que es peor, se han vaciado luego de ocuparse. ¿Alguien sabe de alguna empresa capas de sobrevivir con un stock de casi un 20% de su producción? Pues esto es lo que nos está pasando.

Si en diez años no sólo no ha disminuido el stock de viviendas vacías (en 2001 era de 3.106.422), sino que lo hemos aumentado casi un 11 por ciento, no esperemos que el empacho se nos pase en un día, ni en dos, ni en un año. Ni tan siquiera en cinco.

La situación es muchísimo más grave. Las estimaciones de demanda de vivienda en España son tantas como los expertos que las elaboran, pero hay un dato cierto: 274.583 hipotecas sobre viviendas urbanas concedidas en España a lo largo de 2012, según el Instituto Nacional de Estadística (en 2011 fueron 408.461).

Es decir, si tomásemos este dato como cierto para los años que siguen y no se construyese ninguna vivienda hasta liquidar el stock por completo, necesitaríamos 12,5 años para sanear el mercado.

Es decir, de aquí al 2025.

En sucesivos artículos, iré desgranando con algo más de detalle las cifras, pero vaya como anticipo lo dicho en este: con los números en la mano y las estadísticas actuales, el mercado inmobiliario aún tardará al menos una década en normalizarse por completo. Es lo que tiene construir sin medida.

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

1 Response

  1. 22/04/2013

    […] prometido es deuda. Tras hacer un primer vistazo sobre las cifras de viviendas vacías publicadas por el Instituto Nacional de Estadística el 18 de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: