Un padrenuestro mediterráneo

Padre nuestro que estás en el cielo

porque en la tierra ya no hay quien viva

no sé si alguien santificará tu nombre

en todo caso    santificará el suyo propio

subidos de ego como estamos por aquí abajo

 

te diría que venga tu reino

pero mejor que no lo pongas en nuestras manos

no sea que no lo conozcas luego

 

ni en la tierra

ni por supuesto en el cielo

se hace ya tu santa voluntad

sólo la de los bancos

si por ellos fuese no tendríamos pan

ni hoy

ni mañana

ni por supuesto cada día

nos lo cobrarían al tres por ciento de interés

no lo perdonan

tampoco la ofensa de no darles lo que no es suyo

 

eso sí    les gusta hacerse perdonar

y que la penitencia la hagan otros

si hemos de perdonar como ellos

mejor que nos saltemos esta parte

porque perdonar

lo que se dice perdonar

perdonamos poco

perdonamos mal y a destiempo

perdonamos sin ganas

lo de ofender lo llevamos bastante mejor

 

no les dejes caer en la tentación

en la tentación de llevarse lo que no les pertenece

de ofenderse cuando les señalas con el dedo

de mentir hasta cuando están mintiendo

de hacerte creer que la verdad es patrimonio suyo

 

no les dejes caer en la tentación

pero déjales caer

nosotros no podemos tirarlos

y líbranos de ellos

 

el resto de males son más llevaderos

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: