Vender deuda privada

Siguiendo con la compra y venta de deuda privada de empresas y autónomos, es interesante saber qué tipos de deuda pueden ponerse a la venta, y en qué condiciones nos permitirán hacerlo. Vamos a ello.

Tipos de deuda que pueden venderse

  • Pagarés con vencimiento variable
  • Facturas
  • Préstamos
  • Créditos personales

Tipo de acreedor

  • Particular
  • Empresa
  • Comunidad de vecinos
  • Empresario individual / Autónomo
  • Organismo público

Documentos a aportar (lista recomendada, no exhaustiva)

  • Actas de reuniones
  • Contratos relacionados con la deuda a vender
  • Facturas acreditativas de la cantidad a cobrar
  • Contratos de reconocimiento de deuda, si fuese el caso
  • Pagarés
  • Sentencias judiciales, si fuese el caso
  • Extractos de libros contables

Origen de la deuda

  • Venta de materiales
  • Prestación de servicios
  • Préstamos / Financiación
  • Arrendamiento de bienes
  • Arrendamiento de viviendas

AntigüedadHay que decir que, a menor antigüedad, mayor valor de esta deuda, porque se presupone que será más fácil cobrarla.

Sector de actividad

Plazos de cobro previstos

  • Menos de 1 mes
  • Entre 1 y 2 meses
  • De 2 a 6 meses
  • De 6 a 12 meses
  • De 1 a 2 años
  • De 2 a 5 años
  • Etc

A partir de estos parámetros, que evidentemente darán más valor al producto cuanto más completos y exhaustivos sean, crearemos una deuda vendible que podemos comercializar, bien de manera individual, bien agrupada con otras del mismo tipo o bien diferente.

Es importante que el potencial comprador sepa los plazos previstos para el cobro, algo que reviste capital importancia cuando se agrupan varias deudas en un mismo paquete. Dependiendo de si este plazo es mayor o menor, el tipo de cliente al que van destinados será uno u otro.

Relacionado con esto, suele ser muy valorado el descuento que se aplica, especialmente cuando quien compra esa deuda es un inversor profesional. No es lo mismo que este inversor trabaje con un descuento del 10% que con uno del 20%, y para ellos esta cifra es casi más importante que la anterior que hemos comentado.

¿Y qué pasa si, en lugar de vender deuda, queremos comprarla? Mañana hablaremos sobre eso. Sigan atentos…

 

SIMÓN CASAS

Fundador del sitio web Kenaria, donde comparte su experiencia como escritor y ayuda a otras personas a dar forma a sus historias. Su último libro, co-escrito con el coach financiero Israel Pardo, se titula “Gana el juego del dinero”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: